¿De dónde vienen mis espermatozoides?

2
618

Todo comienza cuando en la adolescencia se activa un circuito hormonal entre las glándulas cerebrales hipotálamo e hipófisis y las gónadas masculinas los testículos, mediante el cual el hipotálamo libera la hormona estimulante de gonadotropina (GnRH) que manda una señal a la hipófisis para que libere las hormonas luteinizante (LH) y foliculoestimulante (FSH), estas viajan por vía sanguínea hasta llegar a los testículos, allí se producirán finalmente los espermatozoides a través de un proceso conocido como espermatogénesis. Cada uno de los testículos se encuentra conformado por millones de tubos diminutos denominados túbulos seminíferos, en las paredes de estos hallaremos las células precursoras de los espermatozoides las células madre germinales, las células encargadas de nutrir y favorecer el crecimiento de las anteriores células de Sertoli y las células productoras de testosterona células de Leydig. Siguiendo con el circuito hormonal, la hormona FSH estimulará a las células de Sertoli a hacer su trabajo y que las células madre crezcan y se dividan para así poder dar origen a los espermatozoides; por otro lado, la hormona LH induce la liberación de testosterona por parte de las células de Leydig. La testosterona es necesaria para que se activen los genes en las células precursoras encargados de realizar los cambios estructurales necesarios para convertirse en espermatozoides.

En términos generales podríamos decir que mediante la espermatogénesis las células madre se dividen múltiples veces con el fin de dar origen a dos linajes de células: espermatogonias tipo A y tipo B, el tipo A tienen la capacidad de dividirse y repetir el proceso dando origen a más tipo A y tipo B, por el contrario las tipo B solo pueden dar origen a espermatocitos primarios los cuales pasaran por un proceso de división celular y modificación genética y estructural que culminará en la formación de 4 espermátidas haploides, es decir con 23 cromosomas (todas las demás células de nuestro cuerpo tienen 46 cromosomas), esto es así por que solo la mitad del material genético es aportado por el espermatozoide, los otros 23 cromosomas provendrán del óvulo materno, finalmente las espermátidasmaduraran para convertirse en espermatozoides.

La maduración de las espermátidas implica que estas células cambien su forma de modo que desarrollen la cabeza alargada y la cola (flagelo) que le permitirá en últimas al espermatozoide moverse, en este punto del ciclo habrán pasado entre 64 y 72 días que es el tiempo que le lleva al hombre producir nuevos espermatozoides, y estos se encuentran listos para ser liberados a la luz los túbulos seminíferos desde donde viajaran al epidídimo y pasarán allí 10 días más hasta adquirir su capacidad motora para posteriormente ser almacenados allí hasta la próxima eyaculación.

Por último, recordemos la anatomía del aparato reproductor masculino para ilustrar mejor el camino que deben recorrer los espermatozoides hasta salir a través del pene durante la eyaculación. Luego de pasar un tiempo en el epidídimo hasta el próximo encuentro sexual los espermatozoides viajan por el conducto deferente pasando por encima del hueso púbico y detrás de la vejiga donde se encuentra con la vesícula seminal que aportará su secreción a la eyaculación, continúan su camino a través de la próstata que también aporta su secreción a la mezcla para llegar a la uretra y ser expulsados a través del pene erecto en forma del semen que usualmente conocemos.

HiramiGonzálz, 14. 7. 2020
Definitivamente no sabía todo el proceso de la espermatogénesis, es interesante!
LeonelK98, 13. 7. 2020
Excelente explicación, por los visto es un proceso muy complejo :o

2 pensamientos en “¿De dónde vienen mis espermatozoides?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *